Splendor Lucis Aeternae
Publicado el 06 Nov 2020

La exposición, que trata sobre la preocupación por la muerte, se podrá visitar hasta el 30 de noviembre en el centro cultural Puertas de Castilla.

El concejal Jesús Pacheco recuerda que “el programa Reactivos Culturales supone la contratación inmediata de proyectos culturales, y reafirma la apuesta del Ayuntamiento por la cultura como sector generador de riqueza, innovación y cohesión social”.
 
El centro cultural Puertas de Castilla estrena el primer proyecto de ‘Reactivos Culturales' que ve la luz: ‘Splendor Lucis Aeternae', del artista Juanjo Martínez Cánovas.

Esta iniciativa, comisariada por Pedro Medina, fue una de las más de cien presentadas a la línea de producción audiovisual ‘Puertas de Castilla', en la que la Concejalía de Cultura y Recuperación del Patrimonio ha invertido 69.170 euros.

Este proyecto expositivo, dentro de la línea de apoyo a la producción, habla de la preocupación por la muerte. Martínez Cánovas trata la racionalidad de la preocupación por la muerte antes de morir y que la muerte aflige algún perjuicio sólo a quien se pregunta por ella.

Así, los visitantes podrán ver un proceso de experimentación técnica en las que el dibujo, la pintura y la escultura dialogan con la luz y la proyección del super 8, en temas relacionados con la muerte, la luz, el paso del tiempo y la huella.

La exhumación del cadáver de su abuelo le produjo a Martínez Cánovas una inquietud que da como resultado este proyecto que lleva por título Splendor Lucis Aeternae que cierra su tesis doctoral centrada en la perdurabilidad en el tiempo, la muerte y la eternidad, y que se titula "Identidad, impronta y revisión del concepto muerte en la creación artística figurativa de la Región de Murcia (2000-2019)".

Así, el hecho que desencadena este relato, la exhumación del cuerpo del abuelo, es percibido por Martínez Cánovas como un acontecimiento que desencadena un proceso que rememora un conjunto de hechos para describir la pervivencia de una persona, aunque sin acudir a causalidades o a la definición de estaciones que se suceden una tras otra.

Por ello, en la exposición se plantea un recorrido libre. Aun así, necesariamente la visita tiene un inicio, que se hace coincidir con el ámbito de lo doméstico, es decir, el marcado aún por las seguridades y el calor de la familia, concluyendo con la máxima intensidad en la última evidencia del proceso de investigación, fin y principio del mismo.

Martínez Cánovas busca un primer objetivo: el homenaje al abuelo apenas conocido, a través de la taxonomía de su historia vital; pero existe también un segundo, derivado del anterior: reflexionar sobre el propio acto artístico como acción para rememorar algo que ha ocurrido. El primero trae a la luz pública las vivencias de una persona, para compartirlas con la comunidad a la que perteneció; en segundo lugar, es un proyecto sobre la escena de la memoria, un ejercicio en el que lo pretérito pugna por salir de la penumbra de lo particular; así, al ser mostrado, se convierte en el medium para analizar qué significa recordar y cómo se puede producir su narración.

Por tanto, Splendor Lucis Aeternae no se debe entender únicamente como el acontecer de los sedimentos de un relato familiar, sino como el impulso que todos tenemos a hacer memoria, pero con la particularidad de desplegar sin complejos la dificultad que existe en la relación con un pasado del que solamente quedan vestigios, exponiéndose sin pudor a sentimientos, traumas o deseos que habían sido cancelados.

A cada espectador queda interiorizar una obra entregada ya a la colectividad, que se presenta en última instancia como dispositivo de reflexión, sin sucumbir a mirada nostálgica alguna. Por ello, se presenta como una forma de ‘proyectar' aquello que había sido olvidado y, sobre todo, como modo para dibujar un orden que permita a los visitantes acercarse a su pasado de una forma diferente, cuestionando la manera en la que los fenómenos suelen ser revelados.

"El proyecto ‘Reactivos Culturales comienza a materializarse con esta exposición. Desde que el Alcalde de Murcia, José Ballesta, declarara el pasado mes de abril la cultura como actividad esencial en el municipio de Murcia en una carta abierta dirigida al sector, hemos trabajado intensamente en esta iniciativa que fue reconocida a nivel europeo como ejemplo de buenas prácticas", ha apuntado Pacheco.

El programa supone "la contratación inmediata de proyectos culturales, y reafirma la apuesta por la cultura como sector generador de riqueza, innovación y, lo más importante en estos momentos, cohesión social
Juan José Martínez Cánovas

Juan José Martínez Cánovas (1980) está licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Murcia en 2008. Durante su formación académica obtiene becas de movilidad y de reconocido prestigio como la Sócrates-Erasmus en la Academia de Bellas Artes de Roma o la Séneca-SICUE para la facultad Alonso Cano de Granada. También las Becas para Pintores Pensionados del Palacio del Quintanar en Segovia y la de la Fundación Rodríguez Acosta en Granada le son concedidas dentro de la rama pictórica.

Actualmente se encuentra terminando la tesis doctoral e imparte la asignatura de "Dibujo Anatómico" en el Grado Propio Universitario Modelado y Animación 3D (UMU).

Ha sido galardonado con la Beca a Profesionales de las Artes Plásticas y Visuales para el Desarrollo de Proyectos de Investigación (ICA) y con el Proyecto Reactivos Culturales del Ayuntamiento de Murcia.

En el último año obtuvo el premio del XLVII Concurso Internacional de Pintura Villa de Fuente Álamo y las menciones de honor en el LII Certamen Nacional de Pintura Villa de Sant Joan d`Alacant y en el III Certamen Nacional de Pintura de Hellín.