Proyecto Cárcel Vieja

La Cárcel nace de la idea de que el dominio digital puede expandir las capacidades del arte y el arte digital puede crear nuevas formas de relación con el mundo.

Para ello, se colocará al usuario en el centro, articulando lo real y lo virtual para vincular las obras artísticas y audiovisuales con los usuarios. Las características de la tecnología digital permiten que las obras de arte expresen la capacidad de cambio con mucha más libertad a través de una relación interactiva entre los espectadores y la obra de arte, el público se convierte en una parte intrínseca de esa obra de arte.

Además, con este proyecto se trabaja en la línea de recuperar y redefinir el patrimonio arquitectónico ya que el patrimonio cultural puede desempeñar un papel clave para lograr el desarrollo sostenible, como lo reconocen ampliamente instituciones internacionales como la ONU o la UNESCO.

El proyecto de La Cárcel pretende no solo dar una segunda vida a este emblemático elemento de la ciudad, sino transformar sus connotaciones poniendo un espacio optimista al servicio de la ciudadanía, reescribiendo su memoria histórica y convirtiéndolo en un espacio abierto, accesible y de tránsito y movimiento constante.

El espacio físico del histórico inmueble no tendrá límites ya que está basado en la fluidez de lo digital, y todos y cada uno de los elementos que conforman el edificio (muros, suelos, techos...) generan espacios dinámicos capaces de albergar manifestaciones y expresiones visuales y sonoras de carácter inmersivo.

En esta primera fase se habilitará una sala de exposición digital, la cafetería-mediateca y las celdas demo. El proyecto global está conformado por los siguientes espacios:

Espacios para exponer

Todas las salas de La Cárcel son susceptibles de convertirse en espacios para la exposición de obras, mediante proyecciones, pantallas y sonidos, murales digitales y otros objetos interactivos. Ya no se limita a los medios físicos, pues la tecnología digital ha hecho posible que las obras de arte se expandan físicamente.

Así, la tecnología video-mapping permitirá proyectar animaciones inmersivas en la fachada haciendo relevante y viral todo lo que pase en La Cárcel, proyectar su contenido e integrarlo dentro del entorno urbano.

Además, La Cárcel dispondrá de espacios permanentes de exposición dotados con pantallas, sensores e iluminación 3D. Este sistema permitirá realizar ciclos cortos de arte digital durante todo el año.

Este nuevo espacio cultural albergará exposiciones efímeras que permitirán al visitante sumergirse en experiencias de luz, color, sonido y movimiento e interactuar con el entorno con espectáculos audiovisuales de gran formato creados mediante video proyecciones. El diseño de La Cárcel es modular, de tal forma que cuando se programen estas experiencias inmersivas, todo el espacio disponible formará parte de un gran escenario.

Espacios para crear

Al igual que las ciudades tienen espacios públicos para el ejercicio físico, la lectura o la contemplación de obras de arte, una ciudad avanzada del siglo XXI debe ofrecer espacios e instrumentos a sus ciudadanos para el desarrollo del talento digital, el desarrollo de la inteligencia artificial, contenidos audiovisuales, programación...

En este aspecto, Murcia se posicionará como ciudad pionera con este modelo singular que plantea el proyecto de La Cárcel con el desarrollo de distintas iniciativas:

- Estudios bajo demanda: Murcia será una de las pocas ciudades del mundo en ofrecer a sus ciudadanos la posibilidad de reservar espacios para la creación audiovisual. Entre estos espacios se contará con mini-platós para rodar vídeos y cortometrajes; micro-estudios insonorizados para la grabación de podcasts; salas de edición de vídeo y audio. Se facilitará el espacio y los materiales y se ofrecerá formación para el uso adecuado de las herramientas disponibles.

- Celdas demo: La Cárcel ofrecerá a los visitantes un primer contacto con dispositivos y entornos tecnológicos emergentes tales como la impresión 3D, realidad virtual y realidad aumentada. Así se crearán espacios específicos para workshops, seminarios, conferencias y mesas de trabajo

- Espacio co-working y trabajo colaborativo: el edificio tendrá espacios para la innovación y el trabajo colaborativo a residentes temporales, que estén desarrollando sus propuestas creativas dentro de La Cárcel. También servirá de espacio de diálogo permanente para debates, puestas en común y reflexión en torno a las líneas de investigación del centro.

Espacios para aprender

La Cárcel tendrá tres espacios para aprender: El Cubo, las celdas-taller y el auditorio híbrido

El Cubo, situado en el espacio abierto es un estudio de vídeo acristalado desde el que se emitirán tutoriales sobre programación, edición audiovisual, producción de música... Asimismo se emitirán sesiones en directo con los youtubers más representativos de las distintas disciplinas, se filmarán entrevistas con creadores de todo el mundo. El Cubo será un estudio de televisión a la vista del público.

Las Celdas-taller conformarán una galería de formación en la que pueden escogerse clases y tutoriales breves sobre cualquiera de las materias relacionadas con creación artística, tecnología, ciencia e innovación.

Por su parte, el Auditorio Híbrido de La Cárcel será el primero de sus características de toda España. Será un auditorio en el que son tan importantes las personas que están en la sala como las que asisten a las sesiones desde las plataformas en internet. La interacción entre los asistentes y el ponente será indistinguible en uno y en otro caso y el auditorio dispondrá de cámaras y sensores que generarán una experiencia inmersiva.

Espacios para consumir

La Cárcel contará también con una tienda y una cafetería-mediateca. En la tienda se podrán adquirir recuerdos de la experiencia y dispositivos que no pueden comprarse en ningún otro lugar, dado que se ofrecerá como un punto de venta para startups de todo el mundo cuyos productos aún no cuentan con distribución masiva, siendo una oportunidad singular para pequeñas empresas y para los consumidores.

La cafetería - mediateca ofrecerá una experiencia única de consumo ya que estará equipado con 5G y permitirá acceder de forma abierta a medios de comunicación, libros, películas y plataformas de TV web en streaming.

Espacios virtuales

La experiencia de la visita no terminará en el espacio cultural y las experiencias inmersivas y de realidad virtual de La Cárcel llegarán al público de fuera siendo una ventana de acceso y de oportunidad a toda una serie de posibles experiencias complementarias y originales que conectarán con un nuevo público.

OCULTO TV, la plataforma de contenidos digitales de Murcia, se convertirá en el espacio de difusión del contenido generado en La Cárcel, que recogerá streamings, estrenos, producciones audiovisuales realizadas en el centro, vídeos de mediación, tutoriales, talleres y mucho más, de acceso gratuito y accesible desde cualquier parte del mundo.

Las cápsulas patrimoniales son otro formato de contenido que se empleará en La Cárcel. Se trata de pequeños vídeos explicativos de breve duración que contienen información divulgativa o contenido relacionado con alguna de las muestras o actividades desarrolladas. Pueden ser piezas audiovisuales tradicionales, hasta recreaciones en 360º para visualizar con el móvil, constituyendo una experiencia singular para los usuarios, que podrán disfrutarlo con sus teléfonos móviles, tabletas y ordenadores a través de redes sociales desde cualquier lugar.

Estado de las obras (a 31 de mayo de 2021)

Los trabajos de limpieza y restauración de la fachada se encuentran al 80 % estando en proceso la parte correspondiente a reconstrucciones y refuerzos estructurales, especialmente huecos y petos de antiguas cubiertas.

Se están reconstruyendo los petos de ladrillo y cornisas de teja originales en todo el perímetro de fachadas y se están ejecutando actualmente las tabiquerías de planta baja.

También se ha instalado ya el ascensor que comunica planta baja y primera.

Se han iniciado los trabajos de las principales instalaciones, en lo referente a canalizaciones y conductos así como al montaje de las estructuras de sustentación de las piezas sanitarias.

Este proyecto cuenta con un presupuesto de 1,9 millones de euros, del cual más del 50% ha sido financiado a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional 2014-2020, en el marco de la Estrategia DUSI Murcia.